La era de La Reina : Por que el Ajedrez

Ajedrez en Navalcarnero

Aprende sobre el ajedrez y participa en torneos

Titulo El Ajedrez
El valor educativo del ajedrez

... De pocas partidas he aprendido tanto como de la mayoría de mis derrotas.  

(J. R. Capablanca, ex campeón del mundo)

Si contemplamos al ajedrez desde una perspectiva más amplia, nos daremos cuenta que el ajedrez es mucho más que un juego de estrategia. Además de ser un deporte, forma parte del patrimonio cultural de la humanidad. Sucesivas generaciones han heredado este juego y lo han ido transformando, modificando y mejorando para dar lugar a nuestro juego actual. Quién sabe, quizá una nueva generación vuelva a reinventar este magistral juego, añadiéndole nuevas reglas y porque no, nuevas figuras o escaques.

Por otro lado, si algo resulta tremendamente valioso del ajedrez, es la capacidad que tiene de estimular la creatividad de quién lo disfruta. Lejos de resultar un juego repetitivo, el ajedrez tiene la capacidad de recrearse continuamente. Salvo ciertos patrones como las aperturas o los mates, el resto de las jugadas son un lienzo en blanco capaz de dibujar infinitas combinaciones y de imaginar aquellas que serán dadas por el oponente (empatía cognitiva). En este sentido, el ajedrez es el rey del pensamiento estratégico (qué puedo hacer), flexible (y ahora qué hago) y autocrítico (en qué me he equivocado) y claro está del autocontrol (debo analizar todas las posibilidades y evitar precipitarme).

Gestión del tiempo, aumento de la reserva cognitiva (menor riesgo de sufrir Alzheimer), control del primer impulso, resistencia a la frustración, respeto a las normas, empatía… nos faltan líneas para describir el valor educativo del ajedrez. No es de extrañar que en los últimos años, numerosos estudios traten de llevar el ajedrez a las escuelas, institutos, centros de tercera edad… y es que su valor educativo es indiscutible.

El valor social del club de ajedrez

... El Ajedrez es algo más que un juego; es una diversión intelectual que tiene algo de Arte y mucho de Ciencia. Es además, un medio de acercamiento social e intelectual.  

(J. R. Capablanca, ex campeón del mundo)

Hace un par de años, Científicos de la Universidad de Pittsburgh publicaron un estudio que confirmó quizá aquello que era bastante evidente: cuanto más tiempo empleamos el uso de la tecnología, menos tiempo tenemos para tener experiencias sociales auténticas y más probabilidades de sufrir aislamiento social. Quizá lo más alarmante de este estudio es la relación que establece entre el uso de las redes sociales y uso de plataformas tecnológicas con el elevado índice de casos con problemas de salud mental y aislamiento social entre los jóvenes.

En este sentido, nuestro club nace con una clara intención: crear un espacio de ocio, comunicación, aprendizaje y diversión para todos aquellos que estén dispuestos a estrujarse el cerebro jugando y divirtiéndose con otros al ajedrez. No hay que tener ninguna característica concreta, no hace falta ser inteligente, ni joven, ni mayor, ni saber jugar, solamente hace falta que tengas interés. Si no lo conoces, ven y pruébalo. Además, nuestro juego aporta un valor más… En estos tiempos en que continuamente estamos hablando de la necesidad del desarrollo de la empatía, el ajedrez obliga al jugador a ponerse en el lugar del otro, a imaginar cuáles serán sus próximos movimientos, a prever que estrategia seguirá en caso de..., a esconder nuestra estrategia, a conocer nuestros puntos débiles.

En definitiva, queremos que nuestro club de ajedrez nos ayude a pensar, a entender, a conocernos mejor y sobre todo, a divertirnos y aprender con los demás.